LOCALE

Locale empezó cuando acabe de leer "Viajes fuera del cuerpo" de Robert.A Monroe.

El libro, como su propio nombre indica, trata sobre las aventuras extra-corpóreas de este ejecutivo americano que vivió en los 70. No me impresionaron tanto sus historias astrales como la manera en la que abordaba el suceso. El libro es básicamente su diario, lleno de notas sobre los procedimientos que usaba para catapultarse fuera de su cuerpo pero más importante, lleno de notas sobre los mundos que los visitaba. Casi como un Cristobal Colón descubriendo y registrando nuevos mundos.

La historia me recordó a otro libro, "Un experimento con el tiempo" de Dunne. Este ingeniero, que vivío la mayor parte de su vida en su hemisferio izquierdo, experimentó premoniciones en sus sueños nocturnos. Decidió no dejarse llevar por emociones y analizar el suceso "paranormal" con cierta ciencia y objetividad para acabar desarrollando una teoría del tiempo que incluía la cuarta dimensión y adelantaba muchas cosas que su contemporáneo Einstein explicó mejor... este no tuvo que lidiar con el problema de relaciones publicas que supone tener que explicar tus premoniciones nocturnas, supongo.

Esa era la pregunta...Como reaccionas cuando experimentas algo totalmente ajeno a tu paradigma?

Y de eso va el corto. Nuestro protagonista, como el autor del primer libro que he mencionado, va a experimentar ciertos sucesos fuera de su cuerpo. En sus sueños, y en forma astral, visitará un lugar extraño. Un poblado con arquitectura , costumbres, flora y fauna muy diferentes al nuestro. Lo que asusta, y atrae, a nuestro protagonista es la realidad con a que se le presenta. Vuelve día tras día al pueblo, que desarrolla su vida ajeno a él.
Es un voyeur de un mundo ajeno a el mismo. Un fantasma en un universo paralelo.

Como un pionero descubriendo un mundo nuevo, intentará analizar, explicar y racionalizar lo que le pasa. Pero las cosas acabarán complicándose...

Espero contaros mas detalles del proceso en las siguientes semanas. Esta aventura es la mayor en la que me he embarcado hasta la fecha y supone dar de vida (sin cuartos!!) a un universo paralelo. Ya tenemos fecha para grabarlo, y yo ya he pasado la fase de leerme todos los tutoriales sobre viaje astral que he encontrado. Es momento de empezar a hacerlo realidad!  

El exceso de racionalidad lleva a la locura.
— H.P lovecraft
video Block
Double-click here to add a video by URL or embed code. Learn more

 

 

TV DESTILADA

Se agolpaban al calor de 40 pulgadas de pixels, sin mediar palabra. No es que estuvieran viendo contenido basura, era el no-contenido. Un top ten que prometía los videos más vistos de gatos, mascotas y otros éxitos de "Youtube".

Abajo indicaban,en bien grande, el número de visitas totales en youtube. La nueva moneda, trafican con megustas. Si te gusta, megusta. El sistema de recompensa y placer no daba crédito ¿cual sería el siguiente chute de dopamina? Imposible apartar la vista , quiero más, quiero saber... exploración automática... ¿Y si el siguiente vídeo será el video definitivo , el que me hará reír catapultándome a la dimensión del ocio?

No, no lo era, solo un perro cagando en un concurso canino. Lo peor es que la entrenadora lo había planeado.

Y siguiente, siguiente.... Televisión destilada a gags de menos de 30 segundos, donde lo que importa no es tanto el contenido como pasar al siguiente. De decepción en decepción, pero sin perder la esperanza.

Ring, ring...

NINGÚN VENDEDOR PUEDE ABANDONAR LA TIENDA
SIN LA AUTORIZACIÓN DE UN SUPERIOR

Al ver el cartel,  Markof Chaney recordó los años de escuela “¿Señorita, puedo salir del aula?”. Todos los rituales antaño absurdos cobraban sentido de manera siniestra: “¡Están tratando de reducirnos a todos a unidades predecibles, robots! Ja!”.
Volvió el miércoles siguiente a la tienda donde estaba el cartel y lo sustituyó por el siguiente:

NINGÚN VENDEDOR PUEDE ABANDONAR LA TIENDA
NI IR HASTA LA PUERTA
SIN LA AUTORIZACIÓN DE UN SUPERIOR

Volvió varias veces en la semana y el cartel permanecía en su lugar. Tal como había sospechado: en una jerarquía rígida nadie cuestiona las órdenes que parecen venir de arriba, y aquellos en la cima están tan aislados del trabajo verdadero que nunca ven lo que sucede abajo.
Al mismo tiempo, percibió que los empleados estaban más irritables; los clientes lo notaban y también se ponían de mal humor; las ventas, predijo correctamente, iban a caer. La poesía era la respuesta: la poesía inversa. Su frase interpolada, sin sentido de rima e inservible, molestaba a todo el mundo, pero de manera subliminal y subconsciente. 
Chaney recorrió constantemente el país colocando sus carteles con mejoras surrealistas en cada lugar adonde se presentara la oportunidad.
(
Robert Anton Wilson – Trilogía Illuminatus)

El cartel modificado funciona de la misma manera que la llamada telefónica en Compilance. La película, basada en hechos reales , traslada al ambiente laboral las famosas teorías de Pavlov, Zimbardo y Miligram. En un McDonalds reciben una llamada, supuestamente de la policía, que acusa a una trabajadora de robar a un cliente.  La llamada infecta todo el sistema, como un virus propagado a través del teléfono, y opera sin dificultad utilizando a los empleados, sus miedos, recompensas y obediencia. El comportamiento previsible de los trabajadores-robot es utilizado por la voz del otro lado a su antojo.

Como resultado el ambiente se transforma  en “otra cosa”: un espacio claustrofóbico, ridículo, surrealista, mezquino y criminal… exactamente lo mismo que teníamos antes de recibir la llamada pero , gracias a la reprogramación, los métodos utilizados en la construcción de la jerarquía se vuelven evidentes. Para cortar los hilos que nos manejan, primero debemos verlos.

Apoye a su vándalo local.

 

Todos marcianos

 

La primera regla de un estado alucinatorio es que si te das cuenta de que estás alucinando,  NO estás alucinando.

El protagonista de la última novela de Philip K Dick que he leído, Tiempo de Marte, es un esquizofrénico en continua lucha interna por no serlo. En la escena del restaurante, uno de sus acompañantes se revela súbitamente Bohlen  como un cyborg con piel transparente , cables por  venas y engranajes por órganos. Sin embargo no es lo grotesco de la escena lo que asusta al protagonista, si no el aura de realidad  con la que se le presenta. Jack Bohlen, tiene la sensación de estar ante una revelación. La realidad absoluta sin fachadas ni velos.

El protagonista lucha por deshacerse de este  estado de consciencia fijando la atención en la copa de vino que tiene entre las manos, un objeto mundano que parece servirle de ancla. La copa amarra la psique de Jack al mundo que creía conocer, el mundo al que juraba pertenecer antes de que la verdad se revelara. El movimiento del vino entre las paredes de cristal sin duda responde a normas mucho más comprensibles que las de su amigo el cyborg, que continúa hablando delante de él como si nada estuviera pasando.

 

Puede que la negación de lo percibido sea la primera fase ante una revelación pero… ¿Cuanto aguanta una psique en este estado, llevando la contraria a los sentidos?  ¿Que hay más loco que eso? Es cuestión de tiempo alcanzar lo que K.Dick llama: colapso psicótico final.  Un suceso que rompa cualquier intento de echar anclas. Un viaje para el que no exite billete de vuelta. Cuando la aluicinación es más real que la propia realidad.

We All Marsmen es un relato serializado de Philip K.Dick que si no me equivoco (no lo he leído) funciona  como versión corta de Tiempo de Marte. Cuando se publicó en Worlds Of Tomorrow (Agosto 1963) apareció acompañada por unas ilustraciones de Virgil Finlay como la que encabeza el texto. Podéis descargaros el resto de ilustraciones de aquí.  La ilustración del robot es del genial Geoff Darrow en el genial Hard Boiled de Frank Miller.