TV DESTILADA

Se agolpaban al calor de 40 pulgadas de pixels, sin mediar palabra. No es que estuvieran viendo contenido basura, era el no-contenido. Un top ten que prometía los videos más vistos de gatos, mascotas y otros éxitos de "Youtube".

Abajo indicaban,en bien grande, el número de visitas totales en youtube. La nueva moneda, trafican con megustas. Si te gusta, megusta. El sistema de recompensa y placer no daba crédito ¿cual sería el siguiente chute de dopamina? Imposible apartar la vista , quiero más, quiero saber... exploración automática... ¿Y si el siguiente vídeo será el video definitivo , el que me hará reír catapultándome a la dimensión del ocio?

No, no lo era, solo un perro cagando en un concurso canino. Lo peor es que la entrenadora lo había planeado.

Y siguiente, siguiente.... Televisión destilada a gags de menos de 30 segundos, donde lo que importa no es tanto el contenido como pasar al siguiente. De decepción en decepción, pero sin perder la esperanza.